PODIUM
Cosméticos específicos para farmacias
Google
 
                      


Mapa del sitio


Quien somos?


Tienda en línea


Condiciones de ventas


Politica de privacidad


Contacto
Todo lo que debe saber sobre las uñas


Enfermedades de las uñas


Morfología de las uñas


Anomalías de las uñas


Anatomía de las uñas


Calcio y calidad de las uñas
Consejos útiles


Cómo tratar uñas frágiles


Cómo tratar uñas mordidas


Cómo dejar de comerse las uñas


El foro de la onicofagia


El foro de las uñas del guitarrista


Técnicas de relajación y respiración


Uñas artificiales, ventajas
y desventajas


Pasos para una buena manicura


Consultas





  • <<-Consejos útiles->> Psicologia y hábito de comerse las uñas


    LA PSICOLOGIA Y EL HÁBITO DE COMERSE LAS UÑAS

    Consideraciones Generales

    Es difícil, en nuestro tiempo, creer en algo y parece probado que todo lo que se ve, aprende, lee o escucha, no es más que una enorme tontería. Este estado de cosas no es una característica especial de nuestro tiempo, sino que resulta de una carrera al engaño que, de un trote alargado al principio de la generación actual, ha tomado desde hace unos años, el paso de un galope más desenfrenado.

    La mentira, el fraude, el señuelo son la base de parte de las instituciones humanas, desde la escuela hasta el final de la existencia; La educación comienza a falsear las ideas, los ideales filosóficos conducen a menudo a las decepciones. Muchos medios de comunicación, por la codicia y avaricia nos inducen al error y nos bombardean a todas horas con más informaciones exageradas y tendenciosas que verdades.

    Ante el estado actual de nuestro desequilibrado mundo, el corazón cierra la mirada a su alrededor. Las enfermedades se están volviendo verdaderos modos de vida, el agotamiento, la depresión, la agitación, los sentimientos de inferioridad, la crispación, la agresividad, la competición huraña, la hostilidad, el miedo, la angustia, la búsqueda de superioridad a toda costa... y muchas cosas primordiales son falseadas: La sexualidad, la educación, el clima social, los valores humanos, las religiones....

    Es penoso constatar que muchas personas no son nada frente a lo que pueden ser. Los contactos humanos se rompen, las familias se deshacen, la muchedumbre en masa reemplaza al individuo consciente. El ocio es considerado como pereza mental, el dominio de nuestras pasiones desaparece, La calma y la serenidad se han transformados en objetos de curiosidad. Una acción superior que debe ser normal es cualificada de extraordinaria: muchas personas están inconscientemente horrorizadas de ellas mismas sin saber que es el principio de toda grandeza... a condición de poder salir de estas obsesiones.

    No hay nada sin equilibrio

    Encontrar un terreno sólido de partida, existe uno solo: El equilibrio físico y mental, sin él, no se puede cumplir nada. Sin él, toda plenitud es imposible. El equilibrio es la herramienta de la perfección humana. Todo desequilibrio corta la persona de su totalidad fisiológica y psicológica; y como consecuencia, lo separa de su humanidad posible. Toda enfermedad, toda deficiencia psicológica, todo desequilibrio, separa al hombre de sí mismo y de sus posibilidades.

    Un ejemplo

    Nos quejamos de un hábito, nos comemos las uñas, este hábito nos invade por entero y se convierte en manía. Nuestro espíritu se concentra sobre esta manía y fuera de ella nada existe. Nos identificamos con nuestra manía, nos volvemos manía. Esta manía que era un simple hábito nos separa de nosotros mismos, de nuestro trabajo posible, de nuestros pensamientos. Toda lucidez desaparece.

    La mayoría de las enfermedades psicológicas son semejantes a estos malos hábitos: La persona no actúa según su lucidez, pero desde su manía. Es el caso de personas tímidas, nerviosas, agresivas, angustiadas. Es el caso de personas aquejadas de ideas fijas, de complejos, de crispaciones, etc...

    A veces basta con cambiar de barrio, de trabajo, de amistad, de pareja, o alejarse de personas agotadoras, autoritarias, maniacas, puntillosas, enojosas, celosas, susceptibles y un sinfin de otras razones, para que estos sentimientos negativos y malos hábitos que nos amarguen la vida desaparezcan también.

    La voluntad y el hábito de morderse las uñas

    Observación: Nuestro método para dejar de morderse las uñas, propuesto hace más de 10 años en nuestro sitio web, es reproducido por miles de otros sitios en la red y utilizado actualmente por muchos psicólogos con unas tasas de éxito de más del 80%.





    Recuerde:
    Si Ud. padece alguna enfermedad de las uñas
    no espere, consulte al especialista o con su farmacéutico.

    [Podium Cosmetics, España-1980-2015] Copyright © Todos los derechos reservados