RAIZ DE REGALIZ. OROZUZ. PALO DULCE. PALO LUZ. El regaliz está constituido por las raíces y estolones sin mondar de Glycyrrhiza glabra. L. (Fam. Leguminosae). Las plantas que dan lugar a la mayor parte de la droga comercial son:

1.  Glycyrrhiza glabra var. typica, Reg. et Herd., planta de 1,5 m de altura aproximadamente, que da típicas flores papilionáceas de color azul purpúreo. La porción subterránea se compone de largas raíces y finos rizomas o estolones. La raíz principal se divide, inmediatamente debajo de la cepa, en varias ramificaciones que penetran en el suelo a una profundidad de 1 m o más. También da un considerable número de estolones que alcanzan una longitud de 2 m, pero se desarrollan más cerca de la superficie que las raíces. Esta planta crece en España *, Italia, Inglaterra, Francia, Alemania y Estados Unidos.

2.  Glycyrrhiza glabra, L., var. glandulifera Wald. et Kit. Abundante en estado espontáneo en Galicia y en el centro y sur de Rusia. La porción subterránea se compone de un gran rizoma, el cual origina numerosas raíces largas pero no estolones.

3.  Glycyrrhiza glabra, var. β‑violacea Boiss., que da el regaliz «persa»; se recolecta en Irán e Iraq, en los valles del Tigris y el Eufrates. Como su nombre indica, da flores violadas.

Historia: El regaliz es citado por Teofrasto. Los autores, romanos lo citaban como Radix dulcis, pero no parece haberse cultivado en Italia hasta alrededor del siglo XIII. Su cultivo en Inglaterra se remonta al siglo xvi.

Cultivo y recolección. En Europa occidental se cultiva el regaliz, pero las drogas de Rusia y Persia se obtienen de plantas espontáneas. Las plantas suelen crecer bien en suelos profundos, arenosos, pero fértiles, cerca de los ríos. Generalmente se propagan mediante el trasplante de fragmentos de estolones jóvenes, pero pueden cultivarse por semillas., Los órganos subterráneos se desarrollan lo suficiente hacia el final del tercero o cuarto año, en que se arrancan y lavan. Antes de la desecación se pelan y cortan, en tamaños menores, grandes cantidades, pero también se utiliza mucha droga sin mondar. Se importa en balas. En el sur de Italia y en Oriente, una considerable proporción se transforma en barras o bloques de extracto de regaliz. Estos se preparan por un procesó de decocción, clarificando el líquido a continuación y evaporándolo a consistencia de extracto blando. A éste se le da la forma de bloques ó barras, se marca con el nombre del fabricante (por ejemplo, Solazzi), se seca y se exporta en cajas, que con frecuencia contienen hojas de laurel. Puede disponerse de bloques chinos que pesan 5 kg.

Las partes aéreas de G. glabra contienen compuestos activos de acción estrógena qué alcanzan el máximo durante el desarrollo vegetativo inicial y decrecen a medida que avanza la estación. Por ello, los investigadores rusos han recomendado recolectar el regaliz en otoño, en que también el sistema radical está más completamente desarrollado.

Caracteres macroscópicos. Las drogas españolas e italianas corresponden a la variedad typica. Se venden como «regaliz español» sin tener en cuenta el origen geográfico exacto. El típico «regaliz español» se presenta en fragmentos rectos de 14 a 20 cm o más de longitud y de 5 a 20 mm de diámetro. Si no han sido mondados, tienen un súber oscuro, de color pardorojizo y los rizomas, que son más numerosos que las raíces, poseen yemas. La droga mondada es exteriormente amarilla y fibrosa. Fractura fibrosa, olor tenue, pero característico; sabor dulce y casi desprovisto de amaritud.

El «regaliz ruso» sin mondar, se presenta en fragmentos un tanto fusiformes de hasta 30 cm de longitud y 5 cm de diámetro. Es de aspecto menos regular que el español y se compone de rizomas y raíces. La superficie está cubierta de un súber algo purpúreo, ligeramente escamoso. Los trozos de rizoma tienen frecuentemente yemas y poseen médula, pero las raíces pueden distinguirse de los estolones de la droga española por la ausencia de yemas. Fractura muy fibrosa, tendiendo las hebras de las fibras a separarse unas de otras. Esta variedad es a veces mondada. El sabor es dulce, pero generalmente no carece del todo de amaritud o acritud. El «regaliz persa», de Irán, se parece estrechamente a la variedad rusa y generalmente no está mondado. El regaliz de Anatolia o turco puede estar mondado o no y algunos trozos tienen un diámetro de hasta 8 cm. La estructura del corte transversal se describe a continuación.

Gran parte de ¡a raíz de regaliz del comercio en Gran Bretaña es de origen chino y probablemente se trata de la especie G. uralensis (q.v.). Es importado en haces de estolones atados con alambres, de unos 15 cm de longitud y 15 cm de diámetro. Los haces se empaquetan en contenedores de madera. Generalmente los estolones poseen un diámetro menor que la droga europea.

Caracteres microscópicos. Tanto las raíces como los estolones muestran engrosamiento secundario: la ausencia de médula en la raíz y su estructura tetrarca (Fig. 8, A‑C) sirven para distinguir los cortes entre sí. La epidermis y la mayor parte de la zona cortical están ausentes, al haberse perdido por desarrollo del súber. La superficie externa del regaliz sin mondar está constituida por unas diez capas de células suberosas estrechas. Bajo el súber hay un felodermo o corteza secundaria, compuesto de células parenquimatosas, algunas de las cuales pueden haber pasado a colenquimatosas. Estas células contienen granos simples de almidón de unos 10 lim de diámetro; algunas de ellas contienen prismas de oxalato cálcico. El liber secundario está compuesto de zonas alternantes, de grupos de fibras y tejido criboso. Las fibras liberianas poseen membranas muy gruesas, lignificadas, y están dispuestas en haces cilíndricos, rodeados por una vaina de células parenquimatosas; cada una de éstas contiene un prisma de oxalato cálcico de unos 10‑35 μm de longitud. El tejido de tubos cribosos sufre una obliteración parcial, pero permanece en funcionamiento en la región cambial. El cambium es una línea incompleta compuesta de unas tres capas de células aplanadas. El leño secundario está constituido por grandes vasos, fibras leñosas y parénquima leñoso. Los vasos son de 80‑200 μm de diámetro y muestran paredes reticuladas o punteadas. Los poros tienen forma de hendidura alargada y son areolados.

Los vasos se hallan aislados o en grupos pequeños y alternan con haces de fibras leñosas que se parecen a las fibras liberianas en su forma y que están incluidas en una vaina de parénquima, que contiene oxalato cálcico. El parénquima del leño posee membranas lignificadas y con poros. Los tejidos secundarios están divididos por radios medulares de 3‑5 células en el sentido de la anchura, en el leño y en forma de embudo en el liber. Estos radios tienen hasta 100 células en sentido longitudinal (Fig. 124).

Especies relacionadas. El regaliz de Manchuria procede de G. uralensis. Tiene un súber exfoliable, de color pardo‑chocolate y difiere de la G. glabra en la estructura interna, por ser los radios medulares curvados y presentar lagunas en el leño. Parece contener, aproximadamente, tanta glicirricina como las demás variedades. Tras metiláción e hidrólisis del extracto, han sido caracterizados diveros ácidos triterpénicos. Tan, sólo contiene trazas de azúcares y da un extracto de sabor desagradablemente picante. Al igual que en la G. glabra, la materia colorante amarilla contiene el heterósido flavonoide líquiritina (liquiritósido) y un huevo heterosidó, constituido por liquiritigenina, apiosa y glucosa. En la URSS se emplea también la G. hirsuta y algunas otras especies (G. echinata, G. macedonia y G. pallidiflorá) han sido. estudiadas por investigadores rusos, recientemente.

Componentes. El regaliz debe principalmente su sabor dulce a la glicirricina, constituida por las sales potásica y cálcica del ácido glicirricínico. El ácido glicirricínico es el ácido digluco-piranósidourónico del ácido glicirrético (o glicirretínico), que posee una estructura triterpenoi de (fórmula p. 538). Investigaciones en Italia y Rusia han dado por resultado el aislamiento de otros ácidos hidroxi‑ y desoxitriterpenoides, que están relacionados con el ácido glicirrético; el epímero en C‑20 del ácido glicirrético ha sido aislado y denominado ácido liquirítico.

El color amarillo del regaliz se debe a los flavonoides, que han sido objeto de considerable estudio desde que se conoció el efecto antigástrico de las fracciones ricas en flavonoides (véase Shibata et al., Chem. Pharm. B'ull., 1978, 26, 144). Entre ellos se encuentra la liquiritina (fórmula p. 5`38) isoliquiritina (chalcona que se encuentra al estado del heterósido y durante la desecación es parcialmente convertida en liquiritina), liquiritigenina, isoliquiritigenina (en forma de chalconá) y otros. A partir de las raíces se aisló, en 1968, la ramnoliquiritina. Se han aislado, de raíces indígenas de India, varias 2‑metilisoflavonas, junto a una cumarina no usual (liquicumarina), 6‑acetil‑5‑hidroxi‑4‑metilcumarina. Otros componentes son azúcares (glucosa, sacarosa) en un 5‑15 %; asparagina (amida del ácido aspártico o amino‑succínico) 1‑2 %; β-sitosterol; fécula; proteína; principios amargos (gliciramarina). Estos son especialmente abundantes en los tejidos externos y, por tanto, han sido eliminados en gran proporción en la variedad mondada del regaliz.

Las cifras analíticas publicadas respecto a la cantidad de glicirricina en el regaliz varían considerablemente. Estas diferencias se deben, en parte, a los diferentes métodos analíticos utilizados y también a las variaciones en los tantos por ciento del contenido, en diversas variedades y muestras comerciales; una cifra usual es la comprendida entre 6‑13 %. Los numerosos métodos de valoración comprenden la separación de componentes por cromatografía en papel, CCF, CGL, cromatografía‑líquido y determinación por gravimetría, colorimetría, polarografía y densitometría aplicada a la CCF. La BP emplea un ensayo con CCF para la identidad y basa la calidad en la materia extractiva en agua (no menos del 20,0 %).

Acción y usos. El regaliz ha sido muy utilizado en farmacia como aromatizante, demulcente y expectorante suave. Gibson (Lloydia, 1978, 41, 348) en una revisión de los usos del regaliz desde el año 2100 a. C., puntualiza que muchas de las antiguas aplicaciones y del amplio espectro de usos, respecto a esta droga, parecen haberse ratificado por las modernas investigaciones farmacológicas; aspecto éste que ha sido posteriormente comprobado en la última década. El conocimiento de los efectos tipo desoxicorticosterona de los extractos de regaliz y del ácido glicirretínico, ha dado lugar a su empleo en el tratamiento de la artritis reumatoide, enfermedad de Addison y diversos estados inflamatorios. Hecho interesante es que el componente flavonoide de la raíz, que posee propiedades antimicrobianas, ejerce también actividad espasmolítica y antiulcerógena. A diferencia de la cortisona, el regaliz puede proporcionar una mejoría sintomática del dolor por úlcera péptica. Recientemente se ha establecido que la glicirricina en forma de gel, puede actuar como vehículo útil para varios fármacos usados tópicamente; no sólo son relevantes sus efectos antiinflamatorios y antivirales, sino que, además, la glicirricina incrementa la penetración del fármaco en la piel. La mayor parte del regaliz importado se utiliza en la elaboración de tabaco y en confitería.





Volver al Foro de la onicofagia

Volver a consejos para tratar la onicofagia

Biblioteca Digital de la Universidad de Chile